Victoria Cremades

Firma especializada en resolver, para particulares y empresas, gestiones relacionadas con su hogar, segunda residencia, sede corporativa o espacio de trabajo, así como cualquier otra tarea relacionada con la asistencia inmobiliaria.


 

Actividad

Consejos para vender tu casa rápidamente

Llegado el momento, vender nuestra casa es todo un reto al que tenemos que saber cómo enfrentarnos. A menudo tendemos a pensar que todo depende del mercado inmobiliario, que en época de crecimiento es fácil realizar una venta y, por el contrario, que en periodo de crisis es todo un quebradero de cabeza.

Pues bien, no vamos a negar que el contexto sea un factor que pueda influir, pero no es ni mucho menos determinante. Dicho de otra manera, podemos tener control sobre una serie de elementos que van a condicionar la operación en un sentido o en otro. A continuación te proponemos algunos consejos vitales para decantar esa balanza a nuestro favor.

1.Siempre que puedas, tómate tu tiempo. Las prisas no son buenas consejeras, por lo que debemos intentar a toda costa que el factor tiempo juegue a nuestro favor. Siempre que sea posible, dejaremos que sea el comprador al que le urge cerrar un trato. Pero además, contar con un margen generoso de tiempo nos va a ayudar en tanto que nos servirá para dejar el inmueble preparado y realizar las oportunas reparaciones, organizar elementos decorativos o actualizarlo con pequeñas modificaciones o reformas. Por ejemplo, un plazo idóneo sería de 90 a 180 días.

2.Déjate aconsejar por los mejores profesionales del sector. Del mismo modo que recurres a profesionales en cualquier otro ámbito, es fundamental que estés bien informado en algo tan importante como la venta de tu casa. Tu agente inmobiliario de confianza te ofrecerá información muy valiosa sobre los precios del mercado, las tendencias, comparativas con casas similares, etc.

3.Diseña una estrategia junto a tu agente inmobiliario. Siéntate las veces que haga falta con tu agente para concretar qué tiempo te das para venderla, qué precio vas a poner, etc. A partir de ahí, diseñad un plan de marketing acorde a tus necesidades para dar visibilidad a la casa y asegurarte una buena posición negociadora.

4.Déjala impecable. Cualquier potencial comprador querrá encontrarla como nueva, sin rastro de sus inquilinos anteriores. Para ello es fundamental organizar y sacar todo aquello que hayamos guardado en armarios, despensas, etc. Cuando más despejada la dejes, mejor será la impresión que cause. Después de esto, será necesario abordar una limpieza a fondo. La casa no debe estar presentable, debe estar impoluta. Asimismo, deshazte a toda costa de olores de mascotas, comida, etc. Perfuma, compra flores y asegúrate de que sólo huela a dulce y nuevo hogar.

5.Practica el home staging. ¿Quieres incrementar su valor? ¿Hacer de ella un caballo ganador en el mercado inmobiliario? Entonces no lo dudes. Lánzate de cabeza al home staging y dale un lavado de cara. Reestructura, cambia por completo la decoración e imprime un aspecto inmaculado y novedoso. En futuros post te contaremos algunos trucos para hacerlo con éxito, pero por el momento quédate con la idea de que invertir y reinventar pueden ser las claves de tu éxito.

6.Deja vía libre a tu casa. Deja que sea tu agente inmobiliario quien lidie con las presentaciones y las negociaciones. A los compradores no les gusta ver a un propietario merodeando o demasiado presente en el proceso, por lo que limítate a seguirlo desde la distancia y a permanecer a la escucha de las recomendaciones de tu profesional de confianza. ¡Todo irá genial!

No hay comentarios

Deja un Comentario

*